Sistemas Nacionales de Correo, ¿se acerca el fin de una época?

Cartas Apiladas

Este post se lo debo a un amigo del Banco Interamericano de Desarrollo, con quien hace unos días, luego de una larga jornada de trabajo,  divagamos sobre el tema de los sistemas postales nacionales y que será de su futuro:

 

Hasta hace algunos años llegaban tarjetas de navidad y muchas, además de cuentas de servicios básicos (electricidad, gas, teléfono, agua), cartas de algún pariente que estaba fuera del fuera del país, estados de cuenta bancarios, notificaciones de algún servicio público (habitualmente por alguna multa), hoy ya prácticamente nada de eso llega por correo.

Este es un reflejo más de los cambios que nuestra sociedad está experimentando

Dado ese mundo que acabo de describir, es que nuestros sistemas nacionales de correos se encuentran en un momento particularmente complejo respecto de su futuro.  Los sistemas de correo se desarrollaron como empresas estatales y cuyo objetivo era perseguir un bien público, han sido una herramienta emblemática y muy poderosa de desarrollo durante la era industrial, además de cumplir una función de cobertura terriotrial, llegando hasta los más alejados lugares del territorio nacional.  Los servicios postales de los países según estudios de la Unión Europea han sido muy significativos para el desarrollo de sus economías, aportando cerca del 1% del PIB de esos países y empleando directamente a más de 1.6 millones de trabajadores.

Nuestra región no es muy distinta de aquella situación, según cifras de la Unión Postal Internacional, un organismo de Naciones Unidas.  En América Latina trabajan en oficinas postales nacionales más 200.000 trabajadores (4% del total mundial) según estadísticas de UPI y existen 52.000 centros de atención (8% del total mundial).  Desde un punto de vista de los ingresos de esas empresas postales, estos se distribuyen:

 

ingresos_correos.jpg

 

 

La cobertura que logran en muchos de nuestros países es muy amplia, piensen por un momento en que lugar de su país no existe una oficina de correos.  De hecho al  revisar los sitios web de las oficinas de correos de la región, los listados de oficinas son muy extensos, incluso mencionando localidades que son bastante desconocidas para la mayoría de los ciudadanos de un país.   La política pública de dar cobertura con una oficina de correos a todos los ciudadanos fue impulsada en muchos países de la región durante el siglo pasado, y con bastante éxito valga recordar.

Era muy frecuente decir que un poblado partía con una oficina de correos, la policía y una iglesia.

Hoy, nos vemos enfrentados a grandes organizaciones, en la mayoría de los casos a través de empresas públicas, tanto en términos de cobertura, personal como infraestructura.  Pero se vienen tiempos difíciles y las principales amenazas de estos sistemas son:

  • Masificación del correo electrónico
  • Empresas privadas de correo (courriers)
  • Nuevas redes de comunicación (redes sociales, mensajería móvil y otros)

Desde el año 1990, que los envíos domésticos e internacionales de cartas se vienen reduciendo según lo muestra la siguiente gráfica de la Unión Postal Internacional.

 

baja_del_trafico.jpg

 Bajas anuales del tráfico en promedio de 4,5% en el caso de los países industrializados.  América Latina fue la única región que creció 1.0% en el área de correspondencia doméstica (digamos que no es una tasa de crecimiento muy alto!), todo el resto disminuyó en forma sostenida.  En el caso de los envíos internacionales la cosa es peor, incluso América Latina bajó en más de 9% anual en los últimos años. Esto es algo que se viene dando desde hace ya tiempo, la Unión Postal Internacional indicó que en 2002 se redujo en un 3% el envío de correspondencia llegando a 11.000 millones de envíos.

 

Correo Electrónico

El correo electrónico en los últimos años se ha masificado, llegando a todas partes y transformándose en una herramienta cotidiana de uso tanto en términos personales como laborales, por ejemplo, piensen que ocurre en una organización pública o privada cuando se cae el correo. Algunas métricas de su evolución en los últimos años según PingDOM

 

Estadísticas de Casillas email y Correos enviados

 

La empresa Radicati Group estima que al año 2016 pase de 3.300  millones de cuentas de correo hoy (2012) a más de 4.000 millones, esto representa un crecimiento anual de más del 6%.  De esas cuentas si bien hoy se distribuyen 75% cuentas personales  y 25% institucionales, se incrementará significativamente en el área institucional, entregando a muchos de los empleados y funcionarios cuentas institucionales.

Tráfico de Correo Anual 2012-2016

 

Compañías Privadas

Desde hace ya algunos años que se viene desarrollando una industria de correos y envíos privada, con una cartera de servicios más diversificada.  Hoy, los correos tradicionales tienen una alta concentración de sus ingresos en el área de cartas y envíos de correspondencia (doméstico e internacional), estas empresas privadas además cuentan con sistemas logísticos y soporte tecnológico de ultima generación, pensemos por un momento en el soporte TI de empresas como DHL, UPS  y otras.

Dado que se trata de empresas privadas en muchos casos pueden introducir reformas y cambios en el modelo de negocios en forma más simple y rápida que en el caso de los correos nacionales.

 

Otras redes

Por otra parte también hemos podido observar producto de la Web 2.0, Le penetración que han tenido las redes sociales como mecanismo de comunicación, me refiero a Facebook, Twitter, Skype, y otras.  En el mundo de la conectividad móvil, redes come Whatsapp, Lime, Viber y otras han llenado un espacio a la hora de comunicarse con personas a nivel local o internacional. Si bien estas redes no tienen los atributos de las cartas tradicionales, resuelven el problema en el caso de comunicaciones para los cuales los tiempos de respuesta de una carta son inaceptables.

 

Por lo tanto es momento que los estados de la región y en particular las áreas encargadas de los procesos de modernización del estado, universidades  y centros de pensamiento, miren este tema y tomen acciones antes de que sea muy tarde.  La velocidad con que se están dando estos cambios no dejan tiempo para dormirse, sino en pocos años nuestros países se verán enfrentados a grandes problemas con el consecuente costo político y económico que ello significa.

La pregunta que queda rondando es:

¿a que se deben parecer los sistemas nacionales de correo de los países de la región en el 2020?

Antecedentes