¿Qué estrategia adoptar para modernizar sistemas de compras públicas (eGP)?

escher.jpg

La gran pregunta que tienen
muchos Estados en la región y que se transforma en recurrente a la hora de
planificar los siguientes pasos de su plataforma compras pública (eGP) es: ¿qué tipo de modelo de provisión de servicios tecnológicos adoptar para el desarrollo de una nueva (mejoramiento de la actual) plataforma de compras públicas?, esto es, ¿se debe desarrollar a la medida o es mejor comprar un programa producto y adaptarlo? en mi opinión, ni lo uno ni lo otro sino todo lo
contrario
, fuera de broma, creo que la solución está más bien en una zona
intermedia.

Si segmentamos los portales eGP en sus diferentes componentes y me estoy refiriendo al área transaccional del mismo, ya que como lo mencioné en artículo anterior, existe también el área de contenidos y de gestión documental, en la componente transaccional, encontramos:

 

Eval_eGP.png

 

Por lo tanto, a partir de esta evaluación muy preliminar, el modelo de externalización debiera tomar en consideración los atributos mencionados.
Por ejemplo, en el caso de Convenios Marco, una vez que he definido vía
licitación los productos y proveedores de un convenio marco, la operatoria
posterior es muy similar a la de cualquier servicio de retail electrónico, por
lo que soluciones de comercio electrónico estándares probablemente harán la
tarea muy bien.

En el caso del Registro de Proveedores, si mis requerimientos corresponden a una ficha de información de los proveedores, que permitan un mejor proceso de toma de decisiones por parte de los compradores es bastante factible resolverlo con catálogos estándares.  La diferenciación se produce al momento de calcular la función de inhabilidad, la cual es muy dependiente de la ley y el marco regulatorio local y en muchos casos requiere acceso a fuentes oficiales de información, las cuales pueden no estar preparadas para el desafío.

En los últimos años he visto una tendencia a resolver todo el problema de eGP con una estrategia única, pensando que por el hecho de tener un sólo modelo, esto simplificará el proceso, y por otra parte se asume la decisión basándose en el concepto one size, fits all, lo cual como hemos visto dista bastante de la realidad.

En los últimos años se han dado casos de experiencias de grandes proveedores tecnológicos en la región con la promesa que pueden resolver el problema completo y al final del camino el proyecto se aleja bastante de las expectativas iniciales.

En el caso de los desarrollos internos, estos se eternizan sin resolver el tema en forma adecuada y con grandes niveles de frustración por parte de los usuarios y autoridades.

Por lo tanto, me parece fundamental que las autoridades de contratación pública adopten la decisión en función de las variables anteriormente señaladas, incorporando a su análisis, otros elementos que son transversales a cualquier proyecto tecnológico de estas características, esto es:

  • profundidad y calidad de mercado de soluciones TI
  • capacidad de contraparte técnico-funcional del organismo
  • calidad de especificaciones
  • recursos financieros disponibles y modalidad de contratación

 

Vale la pena evaluar los diferentes escenarios para que permitan un adecuado proceso de toma de decisiones, y usted ¿cuál ruta va a tomar?


 

Imagen: Drawing Hands, 1948, M. C. Escher