Modernización del Estado, la reforma más urgente

Hace ya un tiempo que un grupo de personas nos hemos reunido para analizar y discutir los desafíos que nuestro Estado presenta en materias de modernización, en este grupo están representadas diversas visiones y áreas (Universidades, Centros de investigación, y profesionales que han desarrollado una larga labor este ámbito).  En él se expresan además diversas visiones políticas, lo cual ha enriquecido la discusión.  Algo que si tenemos claro, es la urgencia de modernizar nuestro estado y que si no tomamos medidas esto se va a profundizar.

 

Hace unos días salió publicada en la prensa una carta de construcción colectiva de este grupo – Modernización del Estado, la reforma más urgente, que plantea en forma general algunas ideas y desafíos futuros.  Esperamos que este texto sea un aporte a instalar la necesidad de que nuestro estado requiere de cambios sustantivos.

 

Como una segunda derivada de esa carta, me quiero centrar en áreas más específicas y que creo requieren cambios en forma urgente.  Me refiero al desarrollo del gobierno digital; durante años fuimos líderes regionales (incluso llegamos a ser líderes mundiales en algunas áreas) en esto y ese liderazgo lo hemos perdido, ya los ejemplos que se utilizaban para  mostrar “lo bien que lo estábamos haciendo” están pasados de moda y no hemos tenido nuevos desarrollos que puedan entrar en esa categoría.  Si hasta en esas áreas en las cuales tomamos el liderazgo, perdimos ese impulso modernizador de antaño, como lo dije hace un tiempo en Algunos desafíos de Modernización.

 

En este ámbito, el principal desafío es dotar al Estado de un modelo de gestión basado en la digitalización de sus procesos, lo cual incluye la homologación del soporte digital al soporte papel, la tramitación electrónica como canal preferente, el intercambio de datos en el backoffice en forma transversal, sin transferir el ese costo de transacción a los ciudadanos.  Estos cambios, darían un impulso fuerte a nuevos modelos de servicio y atención.  Pero como nuestro país la mirada legal habitualmente está por encima de otras, incorporar en nuestras normas un marco jurídico que potencie esto sería de gran ayuda, como lo fue en el caso español, recomiendo leer, A España le resultó, otro elemento que me parece de la máxima prioridad es dotar al gobierno digital de un modelo de gobernanza que dé cuenta de los desafíos futuros y que como lo muestran las mejores prácticas en esto, es un factor crítico de éxito.

 

Pero para poder avanzar se requiere de un gran acuerdo a alto nivel, ya que existen grupos de presión que no ven en esto una urgencia, y más aún, lo perciben como una amenaza, un ejemplo de ello lo describo aquí.  En la medida que podamos establecer ese acuerdo, lograremos dar sustentabilidad al proceso.

 

Otro elemento relevante al menos en esta materia, es tener una visión y decisión política al respecto, un buen ejemplo de ello en la región es la decisión política del actual presidente del Uruguay Tabaré Vásquez, de que al final de su mandato (2020) todos los trámites con el gobierno central serán digitales de punta a punta, y la ejecución de este proceso que ya está en curso, liderada por AGESIC cuyos resultados en estas materias lo avalan.

 

El Estado va a requerir cada vez mayor integración de sus procesos, lo cual plantea que este pueda organizarse de la forma más eficiente para resolverlo.  Esto plantea un gran cambio de paradigma, esto es, pasar de un esquema bastante compartimentado a un modelo más integrado, con procesos que fluyen a través de múltiples instituciones, con fronteras institucionales más difusas, por ejemplo, en el caso de la integración de trámites.  Finalmente como lo dice la carta, el gran desafío es dotar al estado de modelos de gestión más flexibles, con personal altamente capacitado y que tenga hambre por mejorar los procesos y servicios.

 

Ahora, decirlo es más fácil que implementarlo, porque significa cambiar en forma bastante radical como se organiza el Estado al día de hoy.  Pero está claro que nuestra arquitectura institucional refleja un modelo de servicios y atención de hace 30 o 40 años atrás.  Pero al menos creo que ya hay bastante conciencia de ello y además es una tématica como pocas que tiene menos barreras ideológicas y políticas que otras, lo cual ayuda a avanzar más rápido, esperemos que las próximas administraciones, al menos lo tengan en el radar.

 

Carta al Director – Modernización del Estado, la reforma más urgent (pdf)

 

Imagen: http://www.todohistorietas.com.ar/galeriaquino3.htm