Mi proyecto TI: ¿está en riesgo?

Cuál es el mejor modelo de Gobierno de TI en el Gobierno CentralEn el pasado ya he escrito sobre este tema, incluso he tenido más de una polémica con algunos.  Hace unos días llego a mis manos un artículo de la consultora McKinsey sobre el desempeño de los proyectos TI, Delivering large-scale IT projects on time, on Budget and on value, en el cual se muestran los resultados de una encuesta que esa compañía en conjunto con el BT Centre for Major Programme Management de la Universidad de Oxford realizaron a más de 5.400 proyectos TI.

Según los autores, los resultados no muestran grandes diferencias entre sectores industriales, pero no  son muy alentadores, el desempeño de los proyecto TI es bastante pobre, cerca de la mitad de los grandes proyectos (más de 15 millones de dólares) tenían importantes sobrecostos (45%), retraso (7%) y menor aporte de valor del esperado (56%).  Incluso se llegaba a que cerca del 17% se transformaban en proyectos Cisne Negro, son aquellos que incluso puede afectar la viabilidad financiera de la empresa.

El artículo plantea un modelo de evaluación, que me pareció interesante a la hora de analizar el estado de salud de los proyectos.  Tomando el referido modelo, le incorporé algunos criterios y elementos propios del sector público, así como ponderadores por eje, que creo se ajustan a dicho sector.

 

Gestión estratégica (35%)

  • Objetivos claros
  • Soporte de las autoridades de turno
  • Valor público bien definido
  • Alienamiento con autoridades y stakeholders
  • Alcance del proyecto estable en el tiempo (poca variación en el tiempo)
  • Contratos con proveedores adecuados y con responsabilidades claras de las partes
  • Presupuesto acorde con la solución
  • Nivel de robustez en su diseño frente cambios de administración

 

Gestión Tecnológica y funcional (20%)

  • Uso de software y tecnología probada y estándar
  • Alto nivel de involucramiento del usuario

 

Equipos de trabajo (25%)

  • Gerente de proyecto con experiencia (éxitos y fracasos en su carrera)
  • Equipo de proyecto motivado
  • Bajo nivel de rotación (niveles directivos)
  • Adecuada mezcla de equipos internos y externos

 

Métodos y Prácticas (20%)

  • Uso de métodos de externalización adecuados (compras públicas)
  • Estimaciones y planes adecuados al tamaño del problema
  • Transparencia del estado del proyecto
  • Uso de métodos y herramientas probadas

 

Un buen ejercicio para determinar el estado de salud de mi proyecto, es evaluar cada una de esas dimensiones y utilizar una escala likert (1-5) las dimensiones deben ser ponderadas por los valores propuestos (en base a mi experiencia, dependiendo del tipo de proyecto estos pueden cambiar) y con esto llegar al estado de salud del proyecto.  Si su proyecto se encuentra en un nivel 1 o 2, preocúpese su proyecto está en estado crítico.