Los datos personales y la Internet de las cosas!

Ya en muchos países se están desplegando dispositivos y sensores, que buscan hacer una realidad la Internet de la Cosas.  Las expectativas es, de aquí al año 2020, se habrán desplegado unos 50.000 millones de dispositivos en el mundo  y será un mercado de 1.9 trillones de dólares según la estimación de Gartner.

 

clarice_Iol_predictions_20201.jpg

Más allá de todos los beneficios que tiene la Internet de la las cosas o conocida como IoT, los cuales darían para un post específico, me quiero concentrar en un tema que en nuestra países de la región está poco resuelto, salvo honrosas excepciones, me refiero a la protección de datos personales.

Por ejemplo Harvard Business Review titulaba un artículo With Big Data comes Big Responsability , en el cual planteaba los problemas que acarrea la recolección y procesamiento de datos respecto de la protección de la intimidad y los datos sensibles de las personas.

Por su parte el respetado diario inglés The Guardian plantea la pregunta: ¿Cómo puede sobrevivir la privacidad a la Internet de las Cosas?

En ambos artículos se plantean interrogantes sobre como sus normativas, leyes y prácticas en materias de protección de datos y privacidad podrán ejercerse a la hora de que miles de dispositivos capturarán todo tipo de datos, cruzándola con otra información, analizándola y haciendo predicciones de todo tipo.  De hecho uno de los elementos en los cuales se basa un negocio boyante en Internet, es la publicidad y la forma más apetecida de publicidad es la personalizada, para la cual se requiere contar con datos de sus clientes y así ofrecer los productos que más le podrían interesar, sino piensen por un momento, los productos que les ofrece Amazon en su portal cada vez que ingresan en función de su consumo histórico, a mi me han vendido varias cosas así.

Los datos asociados a perfiles de consumo son cada vez más valiosos, si hasta existe una calculadora de cuanto valen tus datos, la desarrolló el Financial Times pueden ver cuanto valen sus datos

calculadora_datos.png

Uno de los casos que menciona el artículo de The Guardian, es que por ejemplo los autos cuenten con sensores que permitan identificar la calidad de manejo de los conductores y en función de ello, los datos permitan calcular el monto de la prima del seguro!

Nuestro país y varios en la región se encuentran en un proceso de actualizar su marco jurídico normativo de la protección de datos personales, espero que en su diseño se hayan considerado los efectos de la Internet de las Cosas, ya que de lo contrario llegaremos nuevamente tarde.

Por lo pronto creo que un buen consejo respecto de la captura y almacenamiento de datos, y que ya lo había mencionado con anterioridad, me refiero al concepto de Data Minimization, muy utilizado en países anglo-sajones, dado que en esos países su regulación les impone exigencias y responsabilidades respecto del uso que se le da a los datos, una forma de reducir el riesgo, es almacenar la menor cantidad de datos posibles.

En muchas regulaciones aparecen a partir de la forma de operar la internet de las cosas, zonas grises, asociadas a: consentimiento, intercambio y uso de los datos, ya que estamos hablando de redes de miles de millones de dispositivos que capturas procesan e intercambian datos asociados a personas, algunos de ellos totalmente inocuos y otros muy sensibles.

Por lo pronto en muchos de nuestros países, los datos personales se usan con muy pocas restricciones, el ejemplo más patente de ello es las bases de datos de correos electrónicos y su uso por parte de empresas de marketing, algunas de ellas bastante inescrupulosas.

 

Sólo espero que los cambios y/o modificaciones que se están planificando consideren estos elementos y como la IoT va a afectar la privacidad de las personas, o es mucho pedir?