Las nuevas competencias del siglo XXI

eskill.png

Me encontré con ese interesante documento en la red,  eSkils Manifesto (pdf), un profundo  análisis desde diversos ángulos de los requerimientos de competencias que se deben abordar a futuro.  El documento desarrollado por la European Schoolnet y DigitalEurope  publicado en 2015, plantea una serie de desafíos a los países desarrollados, en particular a los miembros de la Unión Europea, en términos de sus modelos de capacitación y estudios formales, incorporando las nuevas competencias que nuestra sociedad requiere y que cada vez serán más urgentes, todo ello producto de los avances tecnológicos y los nuevos modelos de negocio que cada día aparecen, casi la totalidad de ellos basados en un uso intensivo de tecnologías de información.  Producto de las nuevas tecnologías que están irrumpiendo, se requieren de competencias hasta hace algunos años desconocidas, un ejemplo de ello son los “data scientist”, profesión que será altamente demandada y que hoy por hoy, son pocos los lugares donde estudiar y como dice Harvard Business Review Data Scientist: The Sexiest Job of the 21st Century.

 

 

El estudio plantea un análisis en las diferentes áreas de la educación, desde  los  cambios curriculares en la educación básica y secundaria, cambios en los currículos de la educación terciaria (nuevos currículos y nuevas carreras), pasando por una estrategia de capacitación a la fuerza laboral, en competencias que serán cada vez más indispensables para desempeñarse en el mundo laboral actual y futuro.

 

 

Lo primero a señalar y que el estudio releva es que, la falta de profesionales y técnicos en áreas tecnológicas es un problema de carácter global.  Además esa brecha está creciendo a pasos agigantados; para el año 2020 existirán 750.000 puestos de trabajo en los países miembros de la Unión Europea en el sector TI sin cubrir.  Pero este fenómeno no sólo será en la industria TI, ya que otros sectores están demandando trabajadores con competencias TI más avanzadas, los cuales son muy difíciles de encontrar.

 

 

Otro de los desafío es identificar la brecha, entre lo que actualmente se enseña y competencias en forma correcta y reaccionar en forma rápida, para revertirlo.  Para ello la unión europea construyó un marco conceptual denominado e-Competence Framework, el cual permite realizar una evaluación de dicha brecha, y así tomar las medidas necesarias.

 

 

Uno de los planteamiento del Manifiesto, es que la Internet  de las Cosas (IoT) va a cambiar muchas formas de trabajar, en particular con la irrupción de las industrias 3.0 y las Smart cities, lo que va a implicar que los trabajadores de esos sectores tengan que adquirir competencias asociadas a estos nuevos paradigmas (sensorización ,gestión de grandes volúmenes de datos, interoperabilidad, movilidad y otros).  Algunos estados están trabajando en esto, por ejemplo la administración Obama el año 2015 activó un plan de capacitación a trabajadores en competencias TI por 100 millones de dólares.

 

El problema de falta de competencias, no sólo se da en los sectores TI.  En el mundo empresarial tradicional, el Manifiesto plantea que debe impulsarse el concepto denominado eLeadership, referido a las personas en el mundo de la gestión y los negocios, de forma que puedan entender los desafíos que las nuevas tecnologías plantean a sus modelos de negocio, tanto en el sector público como privado y como estos se pueden ser aplicados.  Esto es particularmente cierto, en el sector de las pequeñas y medianas empresas., donde estas falencias de eLiderazgo están más presentes.

 

 

Por otra parte,  se deben buscar modelos innovadores de política pública (capacitación intergeneracional, sesiones de capacitación en diversas modalidades, uso de medios intensivos, etc.),  para reducir la brecha digital que existe, problema que es mucho más serio en nuestros países.

 

 

El estudio profundiza en los desafíos de digitalización que tienen las empresas, en particular pequeñas y medias, ya que si vemos los niveles de digitalización de algunos sectores estos están muy por debajo de lo razonable.  Adicionalmente las organizaciones deben reconocer el aporte que las nuevas tecnologías pueden hacer a sus modelos de negocios:

 

  • Mundo móvil
  • Cloud Computing
  • Big Data
  • Internet de las cosas (IoT)

 

 

Por su parte, además las políticas públicas deben ajustarse a establecer nuevos marcos normativos que reduzcan las trabas  hoy existentes en esta materia.  Así mismo, los programas de incentivo al emprendimiento e innovación no sólo deben apuntar a nuevas start-ups, sino también a  apoyar a empresas establecidas a modificar sus modelos de negocios, utilizando los nuevos procesos y modelos.

 

 

Me pregunto si los hacedores de políticas públicas y autoridades públicas y privadas están mirando  estos temas en la región, la verdad es que he visto poco en esta materia.  Ni siquiera se ve en muchas de las políticas publicas en materias de desarrollo digital en la región lo aborden.