Innovación Pública, mi proceso de aprendizaje!

equipo_CSP_-_seminario_innovacion_publica.JPG

Desde el año 2011, participé como parte del equipo del Centro de Sistemas Públicos en un proyecto de investigación aplicada Fondef, proyecto que tuvo una duración de 3.5 años.  A lo largo del proyecto, participaron más de 30 personas.  En la foto sólo hay algunos de ese equipo, la que fue tomada en el congreso internacional de innovación pública desarrolado en Cepal.

 

Lo primero es lo primero, quiero agradecer a Centro me hayan invitado a formar parte del equipo investigador y en particular a Mario Waissbluth, Director del Proyecto, por su invitación.  Y lo agradezco por que creo que el aprendizaje logrado fue muy significativo,  hoy por hoy vemos a muchos hablando de innovación pública, en nuestro caso, aprendimos desde el mundo real, que funciona y que no en procesos de innovación.

 

El proyecto buscaba comprender el fenómeno de la gestión del conocimiento en gobiernos locales y, a partir de esto, hacer propuestas de diseños institucionales que optimicen los procesos de innovación entre pares.

 

Trabajamos en dos sectores a nivel de gobiernos locales, gestión municipal y centros de salud primaria.

 

Probablemente el primer aprendizaje, fue una baño de humildad, porque nuestro equipo venía con una serie de ideas prefijadas de como hacer innovación, sustentada en la teoría y una amplia bibliografía.  Pero a lo largo del proceso, nos dimos cuenta que estos métodos preconcebidos no funcionaron y tuvimos que reinventarnos.  Ahora bien, no sólo le costo a nuestro equipo, a nuestras contrapartes de Fondef también.

 

Nuestro modelo inicial,  bastante canónico se sustentaba en:

 

  1. Identificación de “buenas prácticas” por parte de un grupo de expertos
  2. Documentación de la buena práctica
  3. Proceso de transferencia e implementación desde una institución a otra
  4. Evaluación de su impacto, luego de su implementación

 

¿Cuáles fueron esos aprendizajes?

Quiero destacar algunos, que me parecen los más relevantes a la hora de diseñar procesos de innovación en las instituciones.

 

  • El peligro que conllevan el uso de algunos términos, tales como: innovación, un término muy amplio y sobre el cual tenemos diferentes definiciones y entendimientos.  En lo posible evitar utilizarlo.  Adicionalmente el concepto buena práctica, ya que tiene un implícito, si lo tuyo es buena práctica, lo mío es una mala práctica; esto genera un rechazo a la hora de su adopción.

 

  • Evitar los paneles de expertos que tienen la barita mágica de la solución, el proceso de identificación del espacio de soluciones, debe ser colaborativo y aunque se llegue a soluciones similares identificadas por esos expertos, esto tiene que darse en una espacio de conversación de pares.

 

  • Para hacer innovación, el trabajo tiene que ser cara a cara, en nuestro concepto inicial, tenía una base muy fuerte de uso de tecnologías y redes sociales.  Estas últimas son un apoyo a dicho proceso, pero esa interacción a la hora de identificar desafíos y buscar soluciones debe hacerse al menos en las etapas tempranas en forma presencial.  Las tecnologías son herramientas útiles a la hora de madurar el conocimiento.  Pueden ver el espacio colaborativo que desarrollamos en la web, para el área de salud aquí.

 

  • Al proceso debe contar con lo que identificamos como la “mesa de ayuda” a la hora de implementar las soluciones, identificar las soluciones a los desafíos, es sólo el comienzo.  Luego viene un largo proceso de implementación y que va a requerir acompañamiento y apoyo.

 

  • Los ciclos de innovación, esto es, desde que identifico desafíos hasta que tengo soluciones implementadas y puedo medir impacto son procesos largos, varios años, lo cual plantea el tema de la sustentabilidad y la mirada de largo plazo, en términos de financiamiento y estabilidad.

 

 

Luego de este ciclo de investigación aplicada, todos aprendimos mucho, además de establecer un gran grupo investigador, con personas de gran calidad humana y profesional.  Por otra parte, nos permitió interactuar, en sesiones de trabajo, con grandes especialista en estas materias, tales como: Kevin Desouza, académico de la Arizona State University y Christian Bason, ex Director del Centro de Innovación Pública danes, MindLab, y uno de los referentes mundiales en esta materia, los que aparecen en la foto anterior.

 

Aquí les dejo la presentación de cierre del proyecto

Sólo me resta agradecer la invitación a este proceso, así como el aprendizaje en lo personal e institucional, logrado durante estos años, el cual está siendo aplicado por el centro en múltiples proceso de innovación pública.