Habemus Agenda Digital, hasta cuando?

IMG-SCR_2015-11-30_22.12.52.jpg“Por eso esta Agenda Digital define 60 medidas concretas para construir desde ahora nuestra base digital. No es una ilusión, son acciones aplicables, respaldadas por todos y con los recursos necesarios.”

 

…..

 

“Amigas y amigos: El 21 de mayo del 2014, anuncié la elaboración de una nueva Agenda Digital para el país. Hoy hemos cumplido. Chile dispone de una visión clara y compartida, fruto de la labor conjunta de representantes del sector público, empresarial, académico y de la sociedad civil. Una agenda que recoge y proyecta las iniciativas que desde los años 90 Chile ha emprendido para el desarrollo digital.”

 

Extractos del discurso de Lanzamiento Agenda Digital 2020

Michelle Bachelet

Presidente de la República

 

 

El día viernes 27 de noviembre,  se lanzó la Agenda Digital, agradezco me hayan invitado,  pero lamentablemente no pude ir por encontrarme fuera del país.  Este lanzamiento no ha sido fácil ya que tuvimos hace unos meses un acto fallido en esta materia, en mayo de este año para ser preciso cuando se suspendió el lanzamiento por razones asociadas a la validación de los recursos de cada iniciativa por parte de las autoridades del Ministerio de Hacienda.

 

En menos de 4 años tenemos 2 ejercicios de Agendas Digitales, y en los últimos 10 años, 4 agendas (1 cada 2.5 años), quizás sería mejor ponerle en el nombre la administración a la cual corresponde, ya que parece que las agendas se están transformando en algo que hay que hacer durante una administración.  Las últimas dos agendas, 2013 y 2015, tienen como horizonte de tiempo el año 2020, ese año se ha transformado en una suerte de cábala en muchas cosas, no sólo en mundo digital.  En todo caso, se valora que la mirada sea transgobierno, pero está por verse si va a sobrevivir el próximo cambio de administración en 2018.  El gran desafío, que tenemos en este ámbito es pasar de la inspiración a la transpiración, como me dijo un amigo en twitter, esto implica más que diseñar agendas pasar a ejecutarlas!

 

Para la agenda de la administración anterior hice una mini encuesta y en ella el 84% de los que respondieron estimaban que un política pública como esta debía ser difundida y discutida antes de su lanzamiento  algo que no ocurrió ni antes, ni ahora (al final del post se adjuntan ambas agendas).  Me sonaba que ya había escrito sobre esto, fue como un “deja vu” en el post de Agendas Digitales y otras yerbas mencioné algo de esto. Dejo una pregunta para ustedes:  ¿por qué hoy, cuando los temas de transparencia y participación ciudadana son tan relevantes en los últimos dos procesos de agendas, la participación estuvo restringida, no era factible hacer una consulta pública al respecto?

 

Los ciclos que se pueden ver en cada una de las administraciones, están marcados por un caminar bastante errático en la materia, si bien podemos identificar en todas las últimas administraciones algo en común:

 

 

  1. Cada gobierno ha diseñado una política pública digital con más o menos elementos y que no se diferencian demasiado en sus planteamientos.
  2. Este proceso se inicia a mediados del periodo presidencial, en algunos caso en etapas bastante tardías.
  3. Hay muy poco accountability de la gestión y ejecución de esas agendas.  Por ejemplo, hoy podríamos preguntarnos:  ¿por qué a esta administración no le gustó la agenda anterior?
  4. No existe continuidad, cada administración quiere dejar su impronta, que habitualmente se traduce en un documento denominado “Agenda Digital XXX” o algo parecido.  La agenda se transforma en un producto en si mismo!
  5. Poca participación ciudadana en el proceso, solo algunos atisbos (consejo consultivo y diálogos digitales, son las iniciativas de participación que recuerdo)

 

 

La Agenda Digital lanzada el día viernes, creo que cubre buena parte de las temáticas que una política pública como esta debe incluir, aunque en las redes mencionan que los adultos mayores fueron olvidados.  Pero hay algo que me llama la atención, en muchas de las medidas, son 60 en total, se usan verbos rectores, poco concretos (estudiar, analizar, evaluar y otros) en el caso de salud se dice para una de las medidas “Estudio para la formulación de un proyecto” hasta el 2020 no será muy poco ambicioso?

 

Otro elemento, que no se expresa claramente y que todo roadmap debe tener, son hitos intermedios y metas finales, así como los costos de las medidas.  Si durante este tiempo se analizaron los presupuestos asociados, creo que hubiera sido útil incluirlos en el documento.   Cuando se discute de las reformas uno de los principales temas es su costo.  En informaciones de prensa durante el fin de semana, se habla de 180 millones de dólares para el año 2016, eso es aproximadamente el 0.3% del presupuesto público 2016.

 

En un plan como este, no basta solo con el Qué de la medida, hay que definir el Cómo, Cuándo y Cuánto.  Muchas de las medidas tampoco tienen responsables claros, lo cual hace muy difícil su seguimiento.

 

Como lo he mencionado antes, en las últimas agendas me hace falta:

 

  • Mirada de Largo plazo, que se haga cargo de la administración actual y futuras, al menos que genere los consensos mínimos para darle estabilidad.
  • Vincular a modelo de desarrollo, o a los ejes de las modernizaciones pendientes, de forma que no se vea sólo como un tema de computines, geeks y cercanos.
  • Dotarlo de una institucionalidad estable, con residencia clara y que tenga presupuesto propio.
  • Definir un encargado del tema que tenga estabilidad en el cargo, los diferentes encargados de las Agendas Digitales en los últimos años, han durado en el cargo 10 meses en  promedio!
  • Definir un modelo de gobierno de la política pública que permita monitorear su avance y que entregue elementos para su modificación y/o adecuación en caso de detectarse problemas o bien para modificar prioridades.
  • Roles claros de actores públicos y privados en el proceso de ejecución

 

 

 

¿Usted, qué opina de esta Agenda?


 

Documentos complementarios